Un couple acertado: Rosa Cuarzo y Azul Serenidad

El 3 de diciembre, publicamos en nuestra cuenta de Instagram @papelpintadoTWS los colores del año Pantone 2016: Rose Quartz (13-1520) and Serenity (15-3919). Por primera vez desde 1999 se anuncia una pareja de colores. Se trata de dos tonalidades que se complementan y que transmiten equilibrio. La fuerza del cuarzo contenido en el rosa y la serenidad que transmite el azul.

Fuerza y serenidad, tan necesarias para los tiempos convulsos que nos ha tocado vivir. Colores que prometen ser un antídoto a las tensiones de hoy en día. El mundo necesita mensajes así. Que funcionen o no, van a depender de nosotros, los habitantes de este planeta. Todo lo que pueda contribuír a dar una sensación calmante, de orden y paz, será bien recibido. Por esta razón, este año, me convencen estos dos colores.

Como les había comentado en alguna oportunidad, los “colores del año” se hacen tendencia más para el mundo de la moda y la cosmética que para la decoración de nuestras casas. Es más facil comprar un pintalabios o un esmalte de uñas, que cambiar el color de nuestras paredes sólo porque nos digan que será el color de la temporada. Al centro, las pequeñas Leonor y Sofía, se adelantaron casi dos años a la tendencia. No es un milagro, son los clásicos de toda la vida para ropa infantil. En las fotos laterales, dos preciosas propuestas del diseñador Sew Sketchy, todo un trender aquí en New York.

En cuanto a decoración de interiores, estos dos tonos encuentran cabida en el Shabby Chic y en el estilo nórdico, equilibrado por excelencia. En la foto central, de la empresa Khaneyemandegar, una pareja de papeles pintados que muestran los tonos tendencia. A la derecha, un clásico de Willliam Morris.

Por último, una imagen que puede explicar perfectamente la calma y tranquilidad que transmiten estos colores, presentes en este paisaje tan especial. Si detallan bien, a la izquierda, mis tres adorables mascotas me acompañan en una tarde de azul serenidad.

PLAYA

Marsala es el color de 2015

Cada año por estos días, nos anuncian el color que marcará tendencia en moda y decoración. Hasta el año pasado los colores elegidos eran fáciles de visualizar: muy evidentes, el orquídea radiante del pasado año o el verde turquesa de 2013.

Este año nos lo han puesto más difícil. Los gurús de la moda cada vez son más sofisticados: nos dicen que el color del año 2015 se llama marsala.  A ver qué hacemos si no somos expertos y conocedores de vinos. Afortunadamente tenemos a Google y éste nos cuenta que Marsala es una región de Italia donde se produce un estupendo vino que lleva el mismo nombre. El vino en cuestión es dulce y su color  – que es el tema que nos ocupa – es profundo y cálido con toques de marrón y ocre.

Está claro que por másMarsala es el color de este 2015, en the wallpaper store y empapelandoonline.com te damos las claves para combinarlo que nos digan que determinado color se impone y es el color del año, no podemos cambiar el color de nuestras paredes como cambiar de pinta labios. En realidad son las industrias de la moda y la cosmética quienes pueden cambiar de color cada temporada. Nuestras casas deben mantener los elementos de color por varias temporadas. Claro está, podemos introducir accesorios que den un toque de actualidad como en cojines o un grupo de candelabros o una alfombra en el hall de la entrada.

En el caso que coincida que estamos haciendo cambios en la decoración o estrenando nueva casa y queremos introducir este novedoso color llamado marsala, tendremos en cuenta que ha de ser en una o dos paredes.  Si queremos combinarlo con papel pintado  tendremos en cuenta que el papel debe tener un estampado discreto con matices ámbar, ocre oscuro, dorado o azules.

 

Cásate con tu color

Hoy el color y la forma enpapeles pintados ocupan la pared del cabecero. Como habíamos comentado en el post anterior, cuando preferimos el color en las paredes debemos analizar la luz y la orientación.  La luz de la mañana es más limpia, los colores se ven con intensidad . En la tarde los matices se hacen presentes: los dorados y amarillos destacan al igual que los granates y calderos. Si la orientación es al norte hemos de ser cuidadosos con los colores oscuros. Pueden resultar muy elegantes pero producir una sensación de tristeza. Al sur es otra la situación, aquí podemos emplear colores fríos. Luce especialmente bien el azul en cualquiera de sus tonalidades.

SI no obedecemos a la lógica debemos ser consecuentes con nuestra elección en decoraciónExiste la posibilidad de no obedecer a la lógica y de que nos enamoremos de un diseño determinado de papel y de una combinación de tonalidades que nos sorprende y ahí no importa ni el norte ni el sur. Es posible que acertemos si nos centramos en buscar armonía entre los textiles y complementos que forman parte del dormitorio. Pero debemos asumir el costo y la responsabilidad de convivir con las mismas tonalidades de la ropa de cama para satisfacer el papel elegido.

Es como casarnos con el color que nos gusta.  Lo mismo vale para sabanas alfombras y cortinas, una elección de riesgo puede imprimir vitalidad a nuestro dormitorio.

En Home Personal, Amaya nos habla de  sabanas blancas y de colores, lee su post y coméntanos cuales prefieres.

Nuevos grises… El elogio de la sombra

Los grises se imponen por elegantes y sobrios. Ha tomado tiempo en occidente, donde valoramos tanto la luz, que una tonalidad sombría nos seduzca. Ocurre lo contrario de oriente, donde las sombras son apreciadas, en especial en la estética japonesa.

En papeles pintados y telas, la variedad de grises es inmensa. A la hora de decidirnos por esta tonalidad debemos hacer una revisión de los elementos presentes: suelos, rodapiés, marcos de puertas y ventanas, adornos, alfombras y mobiliario. El gris depende más de los colores que le rodean que de su propio tono.

Los grises puros resultantes de la mezcla del blanco y negro, lucen especialmente bien con maderas lacadas en blanco y paredes y techos en blanco absoluto (FOTO 2), van bien acompañados de adornos en inox o plata, muy apropiados para ambientes minimalistas. Valga la advertencia que este tipo de grises pueden resultar frios, sin discutir la absoluta elegancia de un minimalismo bien logrado.

Si contamos con maderas naturales, o con suelos de mármol o cerámica en tonalidades arena o crema y además tenemos muebles y accesorios en dorado o bronce, debemos elegir los nuevos grises (FOTO 3), estos grises incorporan pigmentos marrones (VISON) o pigmentos azules, verdes o rojos. Con estas combinaciones será muy fácil la buena convivencia de maderas y metales con el sobrio gris (FOTO 1). Estas mezclas, además de elegancia  aportan calidez.