Un couple acertado: Rosa Cuarzo y Azul Serenidad

El 3 de diciembre, publicamos en nuestra cuenta de Instagram @papelpintadoTWS los colores del año Pantone 2016: Rose Quartz (13-1520) and Serenity (15-3919). Por primera vez desde 1999 se anuncia una pareja de colores. Se trata de dos tonalidades que se complementan y que transmiten equilibrio. La fuerza del cuarzo contenido en el rosa y la serenidad que transmite el azul.

Fuerza y serenidad, tan necesarias para los tiempos convulsos que nos ha tocado vivir. Colores que prometen ser un antídoto a las tensiones de hoy en día. El mundo necesita mensajes así. Que funcionen o no, van a depender de nosotros, los habitantes de este planeta. Todo lo que pueda contribuír a dar una sensación calmante, de orden y paz, será bien recibido. Por esta razón, este año, me convencen estos dos colores.

Como les había comentado en alguna oportunidad, los “colores del año” se hacen tendencia más para el mundo de la moda y la cosmética que para la decoración de nuestras casas. Es más facil comprar un pintalabios o un esmalte de uñas, que cambiar el color de nuestras paredes sólo porque nos digan que será el color de la temporada. Al centro, las pequeñas Leonor y Sofía, se adelantaron casi dos años a la tendencia. No es un milagro, son los clásicos de toda la vida para ropa infantil. En las fotos laterales, dos preciosas propuestas del diseñador Sew Sketchy, todo un trender aquí en New York.

En cuanto a decoración de interiores, estos dos tonos encuentran cabida en el Shabby Chic y en el estilo nórdico, equilibrado por excelencia. En la foto central, de la empresa Khaneyemandegar, una pareja de papeles pintados que muestran los tonos tendencia. A la derecha, un clásico de Willliam Morris.

Por último, una imagen que puede explicar perfectamente la calma y tranquilidad que transmiten estos colores, presentes en este paisaje tan especial. Si detallan bien, a la izquierda, mis tres adorables mascotas me acompañan en una tarde de azul serenidad.

PLAYA

Anuncios

Safari Urbano: Precaución y Elección

El estilo safari en decoración, está asociado con ambientes exóticos, cálidos e intensos. Para seguirlo hemos de estar convencidos que nos gusta la naturaleza, que disfrutamos de las cosas hechas a mano, que una bella planta ocupe un espacio en nuestra casa y estemos dispuestos a cuidarla. Es puro “feeling“. Los elementos claves para conseguir un ambiente con esta tendencia deben ser elegidos con cuidado y tener precaución en cuantos colocamos y como los mezclamos. De no hacerlo, podemos estar cometiendo un atentado contra el buen gusto.

Si elegimos una alfombra de piel de cebra o de jaguar, ya será suficiente con ella para denotar el estampado y no deberiamos repetir otro animal print, y menos en las paredes, ya que son dos elementos de gran superficie. Si preferimos que el animal print esté en las paredes porque, simplemente adoramos el papel pintado, deberíamos elegir una pared de pequeñas dimensiones y, por supuesto, elegir una alfombra con estampado muy discreto, que se integre a las tonalidades contenidas en el papel.

Las telas para cojines o cortinas deben ser naturales, preriblemente de algodón. Si son monocromáticas, valen cualquiera de los elementos antes enumerados. Si elegimos las telas estampadas de inspiración étnica (mejor si son auténticas) recomendamos las estupendas Bogolan, fabricadas artesanalmente en África Occidental. Son tejidos con signifado, llenas de mensajes y simbologías, asociadas a una forma de comunicación social entre los miembros y familias de las tribus.

Papel pintado animal print cebraLa pared de este comedor tiene grandes dimensiones, el conjunto se equilibra por la presencia del mobiliario oscuro que imprime sobriedad.

DORMITORIO La densidad de la pared se compensa con la sencillez de los tonos de la ropa de cama.

 

En este ambiente el papel evoca piel de jaguar en grises terrosos. la clave esta en la discreción tanto de tonos como de complementos. Caer en excesos puede arruinar el conjunto.En este ambiente el papel evoca piel de jaguar en grises terrosos. La clave está en la discreción tanto de tonos como de complementos. Caer en excesos puede arruinar el conjunto.

Los colores asociados a este estilo son los tonos tierra, café, mostaza, verde aceituna y naranja. La alianza perfecta con complementos en cobre, tallas de madera, oro viejo y bronce. La presencia de plantas es un acierto dentro de estos ambientes. Maderas vistas, si es posible con vetas bien definidas, aunque también son muy válidas las maderas en negro. Con intuición y criterio podemos introducir un poquito de naturaleza y otras culturas en un rincón de nuestra casa. Para muestra esta silla clásica que adquiere nueva vida con una renovada tapiceria de estampas africanas. Al fondo, un gran plato en tonos naranja acentúa el conjunto.

Una última recomendación: elija una estancia de su casa. Si se decide por el comedor o el salón, no repita en el dormitorio. Las fotos mostradas son propuestas de varios ambientes y casas diferentes.

 

Hipster Style… What else?

Los Hipster van un paso más allá del retro o del vintage, ellos ejercen estas tendencias. Se han apoderado de piezas de décadas pasadas (entre los 50 y los 90) heredadas o encontradas en mercadillos. Poltronas de piel envejecida, sillas metálicas, viejos relojes de pared , globos terráqueos, libros y discos de vinilo. Tal vez Instagram es el culpable – gracias a las fotos #TBT– nostalgia pura de tiempos pasados,donde nos vemos con menos años.

Es una verdadera segunda oportunidad para estos objetos que encuentran sitio en las casas Hipster. Ellos aplican el reciclaje y el DIY (Do It Yourself). El Hand Made, de bufandas de ganchillo, mantas de Patchwork y otros complementos . Aman el algodón y las fibras naturales. Son enemigos del Dry Wall (pladur) y prefieren crear sus propias estanterías con cajas de vino o de frutas de madera vista. Elemento importantísimo en una casa Hipster es una mesa de palets en el centro del salón. Visto así puede pensarse que son recolectores de trastos y elementos viejos. No es el caso, ellos son respetuosos con el medio ambiente y de ahí la presencia de la bicicleta como elemento de transporte. Se desplazan en ella y la hacen parte de su decoración. Con elementos reciclados pueden convivir perfectamente muebles de diseño muy actual y electrodomésticos de última generación.
No vamos a contar la historia del movimiento Hipster dentro de la música y de la sociedad. Nuestro interés está centrado en la decoración, pero sí debemos buscar los emplazamientos urbanos donde más prosperan. El barrio Hipster por excelencia es Williamsburg, en New York. En décadas pasadas era un sector con muchísimas fabricas, en especial de cervezas. Estas fábricas se desplazaron lejos de la ciudad y los edificios pasaron a manos de nuevos propietarios o inquilinos que decidieron conservar espacios amplios y muros vistos, específicamente de ladrillos.

En Berlín, existen varias edificaciones similares, en especial al Oeste, donde el sitio Trendy por excelencia es un viejo edificio rescatado por una empresa hotelera. La reforma fue realizada por Werner Aisslinger y los elementos icónicos de la tendencia Hipster están a la vista: una gran pared de palets llenas de plantas dan frescura al hall de entrada. Las bicicletas, que se ceden a los huéspedes para recorrer la ciudad, forman parte de la decoración. Aisslinger es versátil y es capaz de introducir elementos de inox, más de este siglo, y revestir muros con su novedosa colección de papeles pintados, que hacen lucir este edificio en la City West a su máximo esplendor.

Ziegel

En Barcelona y Madrid existen varios hoteles con esta tendencia, los mas notables el Chic & Basic Ramblas y el Praktik Metropol en Madrid. En la foto de arriba se muestra una imagen de un mural de ladrillos envejecidos, tal como serian las paredes de una antigua fábrica. En el grupo de fotos de la parte inferior destaca la foto del centro, donde se muestra un papel pintado de Werner Aisslinger.

Shabby Chic Style

Estilo casual y artesanal, de inspiración muy femenina, que posiblemente se ha registrado en nuestra memoria desde la infancia, a través de relatos y cuentos. Solo había que ponerle un nombre y alguien se lo puso: Shabby Chic.

Tiene su origen en las casas de campo inglesas donde la patina del tiempo es apreciada sobre los muebles y las cortinas de cretona, el aspecto es desgastado (shabby) pero, con elegancia y estilo (chic).  Los tonos son pasteles, muros blancos o empapelados con presencia de rosas muy características, como las que aparecen en las  cretonas inglesas. Elementos  presentes son las lámparas de araña con lagrimas o sin ellas. Porcelanas de calidad, donde podríamos usar una sopera o tetera que ha quedado suelta de la vajilla, para colocar un bello ramo de rosas. Elementos de cristal auténtico como floreros, copas y licoreras.  Eso sí, con abolengo, piezas que evocan  buenos tiempos, el característico y nada improvisado Old Money.

La estética del Shabby Chic está muy presente, ademas de casas particulares, en locales de los característicos Cup Cakes, de cremas muy pastel y profusión de flores. También esta muy de moda en bodas y fiestas temáticas.

No debe confundirse con el provenzal francés, donde los muebles también lucen desgastados, pero el colorido de los textiles y muros es predominante en azul y blanco con toques de amarillo (las telas características de escenas campestres y bucólicas, el muy recurrido Toile de Jouy).

Mucho menos debe confundirse con el estilo Campestre o Country, éste, de origen americano. Los muebles son de madera vista, sin lacar. Es un estilo más modesto, donde son características  las labores de patchwork, que lejos de evocar tiempos de abundancia, recuerdan tiempos difíciles, de la llegada a Norteamérica de inmigrantes escoceses, donde el aprovechamiento de pequeños parches de tela y la paciencia y manos laboriosas, dieron origen a hermosas mantas.

Las dos Primaveras

Situémonos:  Primavera de 2014, cuando iniciamos el blog. En esa ocasión, el Parque de El Capricho en Madrid, ocupó mis días entre el deleite y el trabajo, cumpliendo una entrega para deconews.es. La tradición, el encanto de un parque que encierra el estilo de tres jardines europeos no deja indiferente a nadie, y menos en primavera. Días más tarde otro parque emblemático, el afrancesado Parque de Castrelos de la ciudad de Vigo. Pero no hay primavera que se respete en la península si no mencionamos El Valle del Jerte y sus imponentes cerezos en flor.

En el 2015, la primavera que me toca describir está justo en frente de Vigo, cruzando en línea recta el Atlántico, Washington DC. Este es el primer paisaje, el de los cerezos en flor. Un poderío vegetal a las orillas del Potomac. Cerezos llegados de Japón a principios del siglo pasado, son los responsables  de esta primavera urbana. Este año ha sido tardía por el inclemente invierno que castigó la región, pero en pocos días estará pletórica, sólo tienen que ver imágenes en Google y ellas ayudarán más que todas las palabras que pueda invertir para describirla.

Unos miles de kilómetros, al sur, encontramos la exhuberante primavera tropical, aún en el hemisferio norte, en la fértil tierra venezolana, dos especies, nos ofrecen  un espectáculo visual.  La orquídea y el apamate comparten los mismos tonos, pero a diferentes escalas. La orquídea permanece varios meses, la floración del Apamate es efímera, similar a la de los cerezos. Después de perder las flores el árbol se cubre de hojas, pero las flores no producen frutos comestibles.

 

Con semejantes paisajes no será complicado, para los creadores de las colecciones de papeles pintados, inspirarse y dar forma a dibujos llenos de flores, ramas y filigranas. Las colecciones más destacadas para este año son Eco Chic, Villa Flora, Villa RosaRose Garden (esta última muy del estilo Shabby Chic, del cual hablaremos en el próximo post y daremos las claves para conseguirlo)

Como hemos dicho, en el próximo post nos ocuparemos del Shabby Chic Style de origen inglés, que esta causando furor en USA. Si quieren un adelanto, visiten este enlace @shabbychicvzla de Viviana Fortunato.

Primera Habitación parte III: Estilos Recomendados

En la parte I prestamos atención a la disposición del mobiliario. En la parte II, la decisión de cuales paredes pintar o empapelar. Ahora haremos referencia a los estilos más apropiados para esta especial y primera habitación, asÍ como recomendaciones de papeles pintados más apropiados para cada caso.

Estilo Clásico. Los muy recurridos rosa para las niñas y celeste para los chicos. Dentro de esta categoría destaca el provenzal francés, con predominio de colores claros y elegantes, muebles discretamente envejecidos o decapados. El papel recomendado Toile de Jouy, en este caso azul y blanco. El clásico por excelencia para las niñas es el romántico con presencia de flores victorianas, filigranas, mariposas, bailarinas o hadas. En esta onda clásica encontramos el Shabby Chic Style.  muy británico.  Haremos especial mención en una próxima entrada.

Estilo Contemporáneo. Diseños actuales e innovadores en papel pintado. Las recurridas rayas suelen presentarse en forma horizontal, siempre en formato ancho y bicolores. Las líneas quebradas Chevron, de mucha actualidad. Estas dos habitaciones son muy minimalistas, con predominio de grises y blancos. En la tercera imagen una propuesta más colorista en rayas y círculos. Las rayas han sido pintadas y los círculos son stickers en azul y negro.

Estilo  Campestre. El resultado es muy cálido, apropiado para casas con cierto aire tradicional, con techos de madera. En papel destacan los cuadros tipo leñador o escoceses, predominan el verde, azul y marrón. Un buen complemento es una manta en patchwork. Es un estilo muy americano conocido también como Country.

Nórdico o Escandinavo. Si algo caracteriza a este estilo es la sencillez y naturalidad. Paredes blancas y presencia de maderas claras con vetas vistas, en el suelo y en el mobiliario. Se recomienda usar papel pintado en una sola pared, siendo los patrones de los dibujos muy organizados y repetitivos. Destaca el papel pintado de rombos siempre bicolores. Un buen complemento: una alfombra en fibras naturales en uno de los colores del papel pintado elegido.

Existen más estilos que pueden considerarse:  náutico, deportivo, naturaleza, personajespiratas, vaqueros, bomberos, bailarinas, princesas,  letras y podría seguir una larga lista. Estos estilos y temas son preciosos pero son más recomendables a futuro, cuando nuestro bebé crezca y veamos cuales sean sus preferencias.

Chevron Style

El  estampado  CHEVRON, en líneas quebradas, tan geométrico y dinámico aporta vitalidad y movimiento a los ambientes.  Podemos aplicarlo en infinidad de sitios, siempre y cuando no abusemos de él. Es un patrón muy intenso que debe ser colocado con cuidado.

Los colores contrastados  es mejor utilizarlos en textiles, bien sea en cojines o alfombras, muy al estilo de MISSONI. Cuando apostamos por empapelar una pared es preferible optar por la acertada combinación BLACK and WHITE,  en espacios pequeños y preferiblemente simétricos  (ver foto 1).

Para una gran pared mejor evitar la intensidad del contraste y elegir tonos suaves como la mezcla de gris y blanco (ver foto 2) . En esta habitacion infantil se rompe con la recurrida historia de lunares y rayas y se apuesta por un ambiente muy de vanguardia.

En diseños más actuales de este estampado, se utiliza el elemento clave, que es una V, en combinaciones menos aburridas que el clásico Zig Zag repetido hasta el infinito. Para ello basta ver la composicion de la foto3, un CHEVRON  del siglo XXI.

 

 

El origen de la palabra CHEVRON es francés. Evoca la imagen de la dorsal de un pescado. En Heráldica es muy utilizado en forma de compás. En Europa, es fácil asumir que estas formas zigzagueantes vienen de los escudos, pero si estamos en América, en un país petrolero -en mi caso que vivo grandes temporadas allí-  es más fácil asumir que este estampado proviene directamente del logotipo de una empresa petrolera, para más señas, llamada CHEVRON.  (www.chevron.com).  Asumo que cuando pensaron en su logotipo se inspiraron en el hueso de un dinosaurio saudópodo que tiene forma de V.  La petrolera SHELL toma su logo de una concha marina. Ambos son fósiles  y de ahí… viene el petróleo… mientras dure.  Tal vez el logo no esta inspirado en los fósiles y si en los engranajes de las perforadoras de estratos. Tal como lo hace CITROEN de sus piñones automotrices, un doble chevron.

Sería bueno preguntar a Rosita Missoni, -trendsetter por excelencia- en qué se inspiró allá por los años 60, cuando las piezas precursoras de este estilo fueron dignas de ocupar espacio en el museo Whitney of New York.