Las dos Primaveras

Situémonos:  Primavera de 2014, cuando iniciamos el blog. En esa ocasión, el Parque de El Capricho en Madrid, ocupó mis días entre el deleite y el trabajo, cumpliendo una entrega para deconews.es. La tradición, el encanto de un parque que encierra el estilo de tres jardines europeos no deja indiferente a nadie, y menos en primavera. Días más tarde otro parque emblemático, el afrancesado Parque de Castrelos de la ciudad de Vigo. Pero no hay primavera que se respete en la península si no mencionamos El Valle del Jerte y sus imponentes cerezos en flor.

En el 2015, la primavera que me toca describir está justo en frente de Vigo, cruzando en línea recta el Atlántico, Washington DC. Este es el primer paisaje, el de los cerezos en flor. Un poderío vegetal a las orillas del Potomac. Cerezos llegados de Japón a principios del siglo pasado, son los responsables  de esta primavera urbana. Este año ha sido tardía por el inclemente invierno que castigó la región, pero en pocos días estará pletórica, sólo tienen que ver imágenes en Google y ellas ayudarán más que todas las palabras que pueda invertir para describirla.

Unos miles de kilómetros, al sur, encontramos la exhuberante primavera tropical, aún en el hemisferio norte, en la fértil tierra venezolana, dos especies, nos ofrecen  un espectáculo visual.  La orquídea y el apamate comparten los mismos tonos, pero a diferentes escalas. La orquídea permanece varios meses, la floración del Apamate es efímera, similar a la de los cerezos. Después de perder las flores el árbol se cubre de hojas, pero las flores no producen frutos comestibles.

 

Con semejantes paisajes no será complicado, para los creadores de las colecciones de papeles pintados, inspirarse y dar forma a dibujos llenos de flores, ramas y filigranas. Las colecciones más destacadas para este año son Eco Chic, Villa Flora, Villa RosaRose Garden (esta última muy del estilo Shabby Chic, del cual hablaremos en el próximo post y daremos las claves para conseguirlo)

Como hemos dicho, en el próximo post nos ocuparemos del Shabby Chic Style de origen inglés, que esta causando furor en USA. Si quieren un adelanto, visiten este enlace @shabbychicvzla de Viviana Fortunato.

Anuncios

Marsala es el color de 2015

Cada año por estos días, nos anuncian el color que marcará tendencia en moda y decoración. Hasta el año pasado los colores elegidos eran fáciles de visualizar: muy evidentes, el orquídea radiante del pasado año o el verde turquesa de 2013.

Este año nos lo han puesto más difícil. Los gurús de la moda cada vez son más sofisticados: nos dicen que el color del año 2015 se llama marsala.  A ver qué hacemos si no somos expertos y conocedores de vinos. Afortunadamente tenemos a Google y éste nos cuenta que Marsala es una región de Italia donde se produce un estupendo vino que lleva el mismo nombre. El vino en cuestión es dulce y su color  – que es el tema que nos ocupa – es profundo y cálido con toques de marrón y ocre.

Está claro que por másMarsala es el color de este 2015, en the wallpaper store y empapelandoonline.com te damos las claves para combinarlo que nos digan que determinado color se impone y es el color del año, no podemos cambiar el color de nuestras paredes como cambiar de pinta labios. En realidad son las industrias de la moda y la cosmética quienes pueden cambiar de color cada temporada. Nuestras casas deben mantener los elementos de color por varias temporadas. Claro está, podemos introducir accesorios que den un toque de actualidad como en cojines o un grupo de candelabros o una alfombra en el hall de la entrada.

En el caso que coincida que estamos haciendo cambios en la decoración o estrenando nueva casa y queremos introducir este novedoso color llamado marsala, tendremos en cuenta que ha de ser en una o dos paredes.  Si queremos combinarlo con papel pintado  tendremos en cuenta que el papel debe tener un estampado discreto con matices ámbar, ocre oscuro, dorado o azules.

 

Nuevos grises… El elogio de la sombra

Los grises se imponen por elegantes y sobrios. Ha tomado tiempo en occidente, donde valoramos tanto la luz, que una tonalidad sombría nos seduzca. Ocurre lo contrario de oriente, donde las sombras son apreciadas, en especial en la estética japonesa.

En papeles pintados y telas, la variedad de grises es inmensa. A la hora de decidirnos por esta tonalidad debemos hacer una revisión de los elementos presentes: suelos, rodapiés, marcos de puertas y ventanas, adornos, alfombras y mobiliario. El gris depende más de los colores que le rodean que de su propio tono.

Los grises puros resultantes de la mezcla del blanco y negro, lucen especialmente bien con maderas lacadas en blanco y paredes y techos en blanco absoluto (FOTO 2), van bien acompañados de adornos en inox o plata, muy apropiados para ambientes minimalistas. Valga la advertencia que este tipo de grises pueden resultar frios, sin discutir la absoluta elegancia de un minimalismo bien logrado.

Si contamos con maderas naturales, o con suelos de mármol o cerámica en tonalidades arena o crema y además tenemos muebles y accesorios en dorado o bronce, debemos elegir los nuevos grises (FOTO 3), estos grises incorporan pigmentos marrones (VISON) o pigmentos azules, verdes o rojos. Con estas combinaciones será muy fácil la buena convivencia de maderas y metales con el sobrio gris (FOTO 1). Estas mezclas, además de elegancia  aportan calidez.