Thanksgiving, Black Friday y otros temas americanos…

Santa Claus fue el primero en llegar para quedarse. Más tarde Halloween, Thanksgiving, Black Friday… parecía que estaban todos, pero ahora tambien tendremos Cyber Monday y cualquier otra cosa o fecha que los mercados puedan asimilar. Cabe preguntarse, ¿por qué los patrones americanos se copian tanto? Será porque resultan eficientes y productivos, al menos para el comercio.

Hoy, cuarto jueves de noviembre, día de Acción de Gracias, todas las familias americanas se reúnen para compartir y agradecer. Hoy todas las tiendas, bancos y empresas, permanecen cerradas para facilitar el encuentro de los grupos de familiares y amigos. Es un día tan o más importante que el de Navidad.  Al día siguiente, siempre en viernes, tiene lugar el Black Friday. Se inicia así la temporada oficial de compras navideñas. Los precios son especialmente atractivos, en muchas ocasiones muy por debajo de la mitad de su costo. De ahí las multitudes que esperan desde muy temprano a las puertas de tiendas y grandes superficies. Es el día de mayor facturación del año para muchas empresas. De ahí, que muchos países hayan copiado el termino Black Friday, aunque no celebren el día de Acción de Gracias. Primero fueron sus vecinos canadienses, luegro brasileños y mexicanos, y ahora la costumbre ya está establecida en nuestro país.

En la primera foto un precioso estilismo de Halloween, en el centro una mesa para Thanksgiving presentada con exquisito gusto por Sonsoles de la Peña. En la tercera foto los carteles del Black Friday parecen romper la magia de las dos imágenes anteriores.

En el título me refería a “otros temas americanos”. Lógicamente si debo escoger un tema ha de ser la decoración, que es lo que me ocupa. Si algo hay que reconocer a los americanos, apartando sus habilidades mercantiles, es que son muy, muy prácticos. Yo siento especial debilidad por los papeles pintados, (aquí no me voy a referir ni a los diseños ni a los autores). La referencia tiene que ver con la colocación de estos fabricados en USA. Vienen preencolados y es muy sencillo colocarlos, sin usar colas, sólo humedeciéndolos como si se tratara de un sello de correos.

El término “Sure Strip“, en el contexto de la instalación se refiere a que “por supuesto” es fácil, colocar cada pliego. Son papeles de alta calidad con una nueva tecnología en adhesivos, que nos hacen cambiar el concepto de la instalación del papel pintado. Son ideales para quienes prescindan de un empapelador profesional. Estos productos estan dirigidos a quienes les gusta el bricolaje, el “Do It Yourself“.  Esta nueva generación de revestimientos nos permite una fácil instalacion, “Easy Up” y una forma sencilla de retirar el papel, “Easy Down”, cuando llegue el momento de hacer cambios en la decoración. Todo ésto, sin estropear las paredes.

Papel pintado resistente a fiestas

Hoy, fiesta de Halloween. Tradición importada que, por el camino que vamos, casi tan nuestra como la fiesta del Pilar o de la Almudena. Que sea una excusa más para pasar un buen rato y  entretener a nuestros pequeños, que son los más favorecidos, y una manera de hacer el otoño más divertido.

En estos días, las calabazas, los “bats”, los zombies  y esqueletos se dejan ver en cientos de programas y publicaciones. Aquí, aún los niños no salen por el vecindario a recolectar galletas y caramelos, a la señal de “Truco o Trato”.  Es cuestión de tiempo que lo hagan. Mientras ésto no ocurre, se harán pequeñas reuniones en casa para disfrazarlos y hacerle una merienda agradable.  Por cierto, pueden ver ideas súper originales para presentar los dulces y otras exquisiteces en el blog de Sonsoles de la Peña  www.pideporesaboca.com.

Para decorar la casa: calabazas,  máscaras, pequeños murciélagos o bats, que pueden recortarse y pegarse en las paredes. En el caso que tengamos una pared empapelada, podremos fijar estos motivos, siempre y cuando el papel esté revestido de una capa de vinyl, de ahí el titulo “resistente a fiestas”. Un papel con estas características permite pegar pequeños recortes con cintas adhesivas y posteriormente ser retirados sin ninguna complicación.

En la primera foto, las originales salchichas envueltas en masa, simulando pequeñas momias. Sonsoles nos sorprende con estas y muchas más ideas.  En la foto central, los pequeños “bats” recortados y pegados con pequeñas cintas adhesivas sobre el papel pintado. Al terminar la fiesta pueden retirarse sin que el papel sufra daños. Por último preciosa corona de Otoño.

Hipster Style… What else?

Los Hipster van un paso más allá del retro o del vintage, ellos ejercen estas tendencias. Se han apoderado de piezas de décadas pasadas (entre los 50 y los 90) heredadas o encontradas en mercadillos. Poltronas de piel envejecida, sillas metálicas, viejos relojes de pared , globos terráqueos, libros y discos de vinilo. Tal vez Instagram es el culpable – gracias a las fotos #TBT– nostalgia pura de tiempos pasados,donde nos vemos con menos años.

Es una verdadera segunda oportunidad para estos objetos que encuentran sitio en las casas Hipster. Ellos aplican el reciclaje y el DIY (Do It Yourself). El Hand Made, de bufandas de ganchillo, mantas de Patchwork y otros complementos . Aman el algodón y las fibras naturales. Son enemigos del Dry Wall (pladur) y prefieren crear sus propias estanterías con cajas de vino o de frutas de madera vista. Elemento importantísimo en una casa Hipster es una mesa de palets en el centro del salón. Visto así puede pensarse que son recolectores de trastos y elementos viejos. No es el caso, ellos son respetuosos con el medio ambiente y de ahí la presencia de la bicicleta como elemento de transporte. Se desplazan en ella y la hacen parte de su decoración. Con elementos reciclados pueden convivir perfectamente muebles de diseño muy actual y electrodomésticos de última generación.
No vamos a contar la historia del movimiento Hipster dentro de la música y de la sociedad. Nuestro interés está centrado en la decoración, pero sí debemos buscar los emplazamientos urbanos donde más prosperan. El barrio Hipster por excelencia es Williamsburg, en New York. En décadas pasadas era un sector con muchísimas fabricas, en especial de cervezas. Estas fábricas se desplazaron lejos de la ciudad y los edificios pasaron a manos de nuevos propietarios o inquilinos que decidieron conservar espacios amplios y muros vistos, específicamente de ladrillos.

En Berlín, existen varias edificaciones similares, en especial al Oeste, donde el sitio Trendy por excelencia es un viejo edificio rescatado por una empresa hotelera. La reforma fue realizada por Werner Aisslinger y los elementos icónicos de la tendencia Hipster están a la vista: una gran pared de palets llenas de plantas dan frescura al hall de entrada. Las bicicletas, que se ceden a los huéspedes para recorrer la ciudad, forman parte de la decoración. Aisslinger es versátil y es capaz de introducir elementos de inox, más de este siglo, y revestir muros con su novedosa colección de papeles pintados, que hacen lucir este edificio en la City West a su máximo esplendor.

Ziegel

En Barcelona y Madrid existen varios hoteles con esta tendencia, los mas notables el Chic & Basic Ramblas y el Praktik Metropol en Madrid. En la foto de arriba se muestra una imagen de un mural de ladrillos envejecidos, tal como serian las paredes de una antigua fábrica. En el grupo de fotos de la parte inferior destaca la foto del centro, donde se muestra un papel pintado de Werner Aisslinger.

Un papel muy útil para DIY

El verdadero sentido del DIY, hazlo tú mismo -Do It Yourself- se resume en dos palabras: crear y reciclar. DIY es un término muy actual en moda y decoración.

Al empapelar una pared, generalmente sobran unos cuantos trozos de papel pintado. Es conveniente guardarlos y, cuando se presente la oportunidad, aprovechar este material y darle vida en cosas tan variadas como forrar la pantalla de una lámpara, cubrir los cajones de un mueble… Si quieres conocer más usos para este material, visita el artículo “10 ideas para utilizar papel pintado sin ser en paredesde homepersonalshopper.com. Amaya es una experta en DIY que aporta ideas fáciles y accesibles.

Nuestro DIY de hoy es particular. Para disfrutar de una refrescante fiesta de verano, puertas afuera, improvisaremos un pequeños bar, aprovechando elementos que seguramente tenemos en casa. Estos son los ingredientes que necesitas:

. Un trozo de papel pintado
. Dos mesitas LACK de Ikea, o parecidas.
. Cubos flexibles.
. Vasos y Copas.
. Bebidas variadas… y muchos amigos para compartir.

Coloca en una esquina contra una pared, las dos mesitas LACK. Fija el trozo de papel pintado con cinta doble cara a la pared. Bajo las mesitas coloca los cubos. Reserva uno de los cubos para hielo. El otro cubo sera para mezclar las bebidas con hielo. Si no dispones del trozo de papel pintado, obviamente la idea es igual de válida…
Con papel o sin papel, seguro que esta “drink station” tendrá éxito.
BUEN VERANO, ¡regresamos en septiembre!